Espacio Joven Uni

Avanza Volver

cómo llevar las finanzas en pareja

19/12/2018

Cómo compartir los gastos en pareja

Cómo compartir los gastos en pareja es una cuestión que se plantea en muchas relaciones. Tanto si te acabas de ir a vivir con tu pareja como si hacéis vida en común es algo que tenéis que resolver. Ya que una mala gestión puede ser sinónimo de conflicto. Te damos las claves y los métodos de compartir los gastos en pareja en este post.

Por un lado, antes de plantear cómo asumirlo, hay que tener en cuenta cuánto gana cada uno y cuánto gasta. Es decir, más allá de los gastos en común hay que ver las facturas individuales. No es lo mismo alguien que tiene un sueldo medio y no tiene gastos personales. A alguien que gana el doble pero que tiene que pagar coche, dentista y fisioterapia.

Haciendo este ejercicio de poner ingresos y gastos sobre la mesa resolveremos uno de los problemas más comunes. Y es que se debe evitar ante todo tener secretos financieros. Si se decide compartir los gastos es necesario que tu pareja conozca tus finanzas. De esta forma también se trabaja la confianza en el otro.

Es necesario hablar muchouna vez que se decida el método a seguir para compartir los gastos. Hablar, hablar y hablar. Tanto al principio como a lo largo de la relación. Hay que ir evaluando si el método elegido es el mejor. O si ha habido cambios en nuestra situación económica y hay que seguir otras pautas.

De esta forma, es necesario también consultar al otro cuando se realicen gastos extraordinarios. Al final, los gastos son compartidos y es necesario que sean decisión de ambos.

Además de compartir los gastos, es bueno que se tengan metas de ahorro común. Es decir, plantear objetivos y destinar parte de los ingresos a ellos. De esta forma también se tendrá claro a dónde se quiere llegar como pareja y trabajar para ello.

Métodos para compartir finanzas

Más allá de los tips para compartir las finanzas, existen varios métodos entre los que elegir.

  • Tipos de cuenta

    Antes de llevar a cabo ninguna estrategia, es necesario ver qué tipo de cuenta bancaria tendréis. Por un lado, podéis mantener vuestras cuentas individuales sin ninguna cuenta en común. Otra opción es tener una cuenta comúna la que accedáis con las mismas condiciones y mantener las personales. Y la última opción es tener una única cuenta en común, sin tener individuales.
  • Pagar a medias

    Este sistema puede ser, quizás, el más común. Consiste en evaluar los gastos y establecer un presupuesto. Cada integrante de la pareja aportará la mitad de la cantidad asignada para los gastos. Por ejemplo, si entre alquiler, facturas y alimentación soléis gastar 1000€, cada uno aportará 500€. Puede hacerse a través de una cuenta común o individual. En este último caso, uno se hará cargo de los gastos y el otro le dará su parte todos los meses.
  • Por porcentaje

    Quizás no cobráis lo mismo y hay una diferencia entre vuestros sueldos. Por ello, no sería justo que aportarais lo mismo a la cuenta en común. Lo ideal es establecer un porcentaje que aplicaréis a vuestro sueldo. Lo normal es destinar un 40 o 50% del salario a los gastos en común. Si uno gana 2.000 aportará 1000 y si el otro gana 800, aportará 400 y tendréis 1400 para los gastos. Lo ideal para este método es tener una cuenta en común.
  • Compartir todo el dinero

    En el caso de tener una única cuenta en común, esta recibirá todos vuestros ingresos sin diferenciación. Así, si uno gana menos puede beneficiarse del sueldo de quien gana más, ya que habrá equidad. Todo es de los dos y no hay individualidad.
  • Sueldo mayor para pagar gastos y menor para ahorrar

    Si queréis ahorrar al máximo, este un buen método. Consiste en vivir con un único sueldo y ahorrar el sueldo menor en una cuenta común. Es parecido al punto anterior pero pensando más en el ahorro.
  • Una persona asume los gastos

    Hay situaciones en las que uno de los dos miembros de la pareja no tiene solvencia económica. O, simplemente, uno de los miembros cobra muchísimo más que el otro. En ese caso, uno asumiría todos los gastos y el otro puede contribuir a la economía doméstica de otra forma. Obviamente, este método requiere una revisión más regular, ya que la situación económica de ambos puede cambiar.
  • Repartir los gastos

    Este método es ideal para aquellos que no quieren tener una cuenta en común. Cada uno de los miembros de la pareja se encargará de unos gastos determinados. Estos no tienen por qué ser equitativos, sino bajo los criterios que se establezcan.

Esperamos que estos tips os sean útiles para llevar las finanzas en pareja sin provocar conflictos. Y, sobre todo, para sacarle el máximo partido a tu dinero.

RELACIONADOS

economía colaborativa
La economía colaborativa irrumpe en nuestras vidas: el modelo de negocio innovador

La economía colaborativa ha irrumpido en nuestras vidas para quedarse. Hablamos de este fenómeno cuando son negocios que […]

Servicios financieros para empresarios
¿Tienes tu propia empresa o estás considerando crearla? Échale un vistazo a estos servicios financieros para empresarios y emprendedores

Si te has lanzado a la aventura de emprender, sabrás que la gestión del día a día es […]

Uso de Cookies: Utilizamos "cookies" propias y de terceros para mejorar su experiencia. Es necesario que acepte su uso más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar