Espacio Joven Uni

Avanza Volver

28/01/2015

En los proyectos hay que saber ver las oportunidades, pero también medir los riesgos.

A través de una frase, el autor hace una reflexión acerca de cómo enfrentarse vitalmente ante los acontecimientos de la vida. Hay que saber combinar las rosas y las espinas.

El pasado viernes Jaime Ros publicaba una columna que me ha resultado interesante y que quiero compartir en EspacioJovenUni, porque invita a la reflexión. En dicha columna, Jaime habla del impacto de una frase si le dedicas unos minutos, recurso habitual en su actividad profesional, donde hace uso de cuentos y frases para provocar la reflexión en quienes, por suerte o desgracia, participan con él de reuniones y de sesiones formativas.

La siguiente frase “No maldigas a la rosa por tener espinas, bendice a las espinas por tener rosas”, ha dado lugar a que Jaime Ros, se pregunte ¿cómo reaccionamos ante las oportunidades y riesgos que se nos presentan a diario?

Las distintas respuestas posibles, utilizando la propia frase, le sugieren:

“Sólo veo la rosa” – ¡Qué bonito es soñar! y ¡qué duro encontrarse después con la realidad! Hay quienes se guían por la oportunidad sin darse cuenta de que detrás de ella vendrán problemas y dificultades que si no las tiene en cuenta, podrán romper el sueño como si se tratara de una burbuja de jabón.
“Sólo veo las espinas” – ¡Qué duro debe ser vivir así! Quien no es capaz de encontrar algo bueno a las dificultades, está empujándose a sí mismo hacia una historia de depresión o, como poco, perdiendo oportunidades que pueden ser importantes para él.
“Maldigo a la rosa por sus espinas” – Es cierto que se nos presentan oportunidades que dejan de serlo porque las consecuencias no son asumibles; pero también lo es que hay personas que abandonan una oportunidad por no atreverse a luchar por ella. También los hay que, tras el esfuerzo, se niegan a sí mismos la satisfacción de haber obtenido algo de valor por poner su atención sólo en la dificultad.
“Bendigo a la espina por tener rosas” – Es buena filosofía, aunque reconozco que cuesta. Son muchas las situaciones en las que es difícil encontrar valor. Pero casi siempre existe algo bueno detrás de las dificultades y es muy sano saber verlo o, al menos, intentarlo. Además, quien vive con esta actitud, demuestra ser una persona que sabe arriesgarse, que es consciente de la realidad y que no teme enfrentarse a ella.

Quizá habría que incluir a los que “ni ven la rosa ni las espinas“, pero…, ¡me cuesta imaginarlos!

Si quieres leer la columna completa:
https://jaimerosfelip.com/2015/01/23/rosas-y-espinas-la-columna-de-hoy-23-01-15/

EspacioJovenUni te facilita la información necesaria para tu entrada al mundo laboral y tus proyectos de emprendimiento

No olvides registrarte en nuestra web para estar informado de nuestras publicaciones y de las muchas sorpresas que tenemos preparadas para ti.

RELACIONADOS

prácticas en empresa
Por qué hacer prácticas en empresas. Consejos para conseguirlo

Cuando estudias una carrera, normalmente la teoría predomina ante la práctica. Durante la universidad conocerás todos los aspectos […]

síndrome trabajador quemado
Conoce más sobre el síndrome del trabajador quemado o burn-out

El síndrome del trabajador quemado o burn-out ha sido considerado por la OMS como un fenómeno ocupacional de gran prevalencia. Reconocido […]

Uso de Cookies: Utilizamos "cookies" propias y de terceros para mejorar su experiencia. Es necesario que acepte su uso más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar