Espacio Joven Uni

Aprende Volver

Modelo panóptico

26/02/2019

El enfoque educativo implícito en el modelo panóptico

El enfoque educativo está ímplicito en el modelo panóptico y así nos lo cuentan desde Codespace Academy, de la mano de su docente Carlos Yáñez García.

Una de las teorías que más me ha hecho pensar últimamente es la del estancamiento de Tyler Cowen, quién sostiene en su TED Talk, que es impresionante pensar en lo poco que hemos avanzado en algunas áreas. Él habla, creo que con mucho acierto, del estancamiento que se ha producido en algunas. Como el pequeño avance que hemos desarrollado desde el primer avión hasta el más avanzado de hoy en día. Frente al gran avance que se produjo desde el momento en el que no existían aviones y que inventamos el primer avión.

Esta teoría del estancamiento se puede aplicar en muchos otros ámbitos como los coches, lo baños, el tren… Se puede evidenciar que se produjo un gran salto al inventar la primera televisión, el primer tren, la primera bañera, el primer váter, la primera lavadora…. Pero la evolución de aquella primera iteración del producto y el mejor de esos inventos desarrollados con tecnologíade este año, es un avance insignificante en comparación con el momento antes de que existiese ese invento y el momento en el que fue creado.

Pensando en esta teoría, se me ocurre también aplicarla a la enseñanza. Por ejemplo, el aula no ha evolucionado tanto como debería, ya que hoy en día enseñamos prácticamente igual que cuando aparecieron las primeras aulas. A diferencia que otras profesiones y sus entorno, da la impresión que la enseñanza se encuentra congelada en el tiempo. El uso de la pizarra (hoy en día digital, pero una pizarra al fin y al cabo) o las sillas y mesas dirigidas hacia el docente. Así como los alumnos en una posición inferior frente al docente o la pizarra y la mesa del docente enfrentadas a las mesas de los alumnos…

Escolarización obligatoria

La escolarización en sí misma es muy antigua, data de Egipto y Babilonia. Pero fue en la Revolución Industrial cuando se presentó la necesidad de tener a los niños “vigilados” cuando los padres se encontraban trabajando. A causa de los enormes turnos que debían trabajar los padres, donde a menudo también se empleaba incluso a niños con edad suficiente para utilizar una herramientas, surge la necesidad de la escolarización obligatoria.

Con la escolarización obligatoria, los gobiernos y los centros educativos no se preocuparon por el número de escolares a educar o la higiene de los mismos. Lo importante era mantener al mayor número de niños vigilados durante la jornada laboral, siempre manteniendo controlado el gasto que esto supondría. Había que meter en un aula el mayor número de estudiantes posible. Esto derivó en la aparición de enfermedades contagiosas, falta de higiene y plagas. También la falta de espacio y ventilación para un número tan elevado de alumnos y alumnas, problemas de alimentación y vestimenta adecuada, además de aulas donde la ventilación era escasa y la iluminación pobre.

Edificios específicos

Por todo esto, se decide construir edificios específicos para aglutinar a docentes y escolares en edades de educación obligatoria y con unos espacios propios como patio y aulas. Los que se encontraban fuera del núcleo urbano, incluso contaban con viviendas para los docentes. Tenían las condiciones adecuadas para que el alumnado pase un gran número de horas al día.

Paralelamente, en las aulas sucedía algo similar ya que el sistema se centró mucho en la disciplina, control, orden y respeto hacia el docente, en vez de hacia la educación. Un ejemplo de esto es que el aula era un ámbito cerrado, con una insonorización o iluminación poco ajustada a las necesidades de los escolares. En muchos casos, con temperaturas inadecuadas y sin muchas comodidades. Así se mantenían los gastos que ocasiona el cuidado de los alumnos tan bajo como fuese posible.

Modelo panóptico

El diseño de los centros educativos está basado en el modelo panóptico de Jeremy Bentham, padre del utilitarismo. Michel Foucault lo define como “una construcción en forma de anillo; en el centro, una torre con ventanas grandes que se abren en la cara interior del anillo. La construcción periférica está dividida en celdas, cada una de las cuales atraviesa toda la anchura de la construcción. Tiene dos ventanas, una que da al interior correspondiente a las ventanas de la torre, y la otra, que da al exterior, permite que la luz atraviese la celda de una parte a otra. Solo se necesita a un vigilante en la torre central y encerrar en cada celda a un loco, un enfermo, un condenado, un obrero o un escolar”.

Aquellos que estéis alucinando, es normal. La mayoría de los colegios siguen los diseños del modelo panóptico, inicialmente utilizado para el diseño de cárceles, pero que poco a poco se fue a exportando hacia otros edificios que también fuesen a ser utilizados para el control de masas: hospitales, centros educativos, asilos psiquiátricos…

Similitudes colegios y cárceles

Sólo hay que pensar en las similitudes entre cualquier colegio y una cárcel: los estudiantes avanzados en fila y por parejas, como los presos pero sin los grilletes. Un pasillo largo con aulas enfrentadas a cada lado, como las celdas de una prisión. Los uniformes de los alumnos normalmente azules, distintos al naranja “preso” tan de moda en “Orange Is The New Black”. Los patios de espacios abiertos, como los que utilizan los presos en su tiempo libre fuera de la celda. El timbre anunciando el inicio y el fin de las actividades… Y todo siguiendo un estricto horario y sin posibilidad de cambio en las rutinas diarias.

Según R. Sommers la vida en el recinto escolar resulta ser “un buen entrenamiento con vistas a un mundo de adultos caracterizado por la existencia de límites de tiempo en la realización del trabajo, horas punta, aglomeraciones, masificación, despersonalización y alienación”. Es decir, Sommers lo ve como un entrenamiento para cuando lo pasemos mal en la vida adulta, una visión bastante derrotista de la adultez. En mi opinión mal enfocada de cara a su aplicación en el sistema educativo.

Experiencia en el aula

Volviendo al aula, es cierto que el espacio del aula, no ha cambiado mucho desde el panóptico, seguimos con clases muy rígidas y poco flexibles al cambio. No facilitan la movilidad, como por ejemplo para poder mover las mesas y agruparlas para trabajar en grupo. En general, el mobiliario sigue siendo poco versátil, aunque se ha avanzado en el aspecto tecnológico con el uso de pizarras digitales, ordenadores y proyectores. Las mesas y sillas siguen orientadas casi siempre hacia la pizarra, creando en el alumno una actitud de escucha bastante pasiva hacia el docente. 

En mis clases, siempre trato de que los alumnos participen todo lo posible. Uno de los motivos principales es para que los alumnos pierdan el tan dañino como omnipresente “miedo a hablar en público”.  Me doy cuenta de que seguramente la traba que encuentran los alumnos a participar en mis clases es debido a la disposición del aula, al menos hasta que el curso avanza y cogen confianza. Hasta que adquieren confianza, la disposición de la clase hace que me vean como a una figura de autoridad y a la que tradicionalmente hay que temer (tradición aún mantenida por muchos docentes de hoy en día) y respetar. Que aún haya docentes y alumnos que confunden el miedo con el respeto es un tema que me gustaría tratar más adelante.

Siempre he pensado que cuando más fácilmente he entendido las cosas es cuando me las ha explicado un amigo, por lo que creo que ese es un buen enfoque al tratar con los alumnos. Aunque soy consciente que en algunos ámbitos educativos es inaplicable. Cuando tratas con alumnos a cierto nivel y con ciertas edades, que los alumnos vean al docente como una persona semejante a ellos, pero que simplemente sabe más y que les va a ayudar a aprender sobre un tema, en vez de examinar sobre unos conocimientos, es un enfoque que personalmente me ha funcionado bien.

Autor: Carlos Yáñez García, Docente en Codespace Academy

Fuente de la fotografía: Psicología y Mente

RELACIONADOS

ciclos formativos tienen más salidas laborales
¿Vas a estudiar un FP? Descubre aquí qué ciclos formativos tienen más salidas laborales

A la hora de elegir la profesión que marcará nuestro futuro podemos pasar por muchas dudas. A veces […]

Ventajas de estudiar un ciclo formativo
Ventajas de estudiar un ciclo formativo con respecto a la universidad

Cuando pensamos en nuestro futuro profesional una vez acabado el bachillerato, solo tenemos en mente la universidad. Quizás […]

Uso de Cookies: Utilizamos "cookies" propias y de terceros para mejorar su experiencia. Es necesario que acepte su uso más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar