Espacio Joven Uni

Avanza Volver

sergio lara

06/03/2019

Entrevista a Sergio Lara, animador internacional de Stop-motion

Sergio Lara es un joven animador de Stop-motion nacido en Valencia y reconocido internacionalmente. Ha participado en grandes proyectos como Anomalisa (2015) o Isla de Perros (2018).

Podrás saber más de él durante la celebración de FreakCon, el festival internacional de manga, cómic, series de tv y videojuegos. Pero mientras llega el fin de semana del 9 y 10 de marzo, puedes abrir boca con esta entrevista.

¿Por qué te decidiste a dedicarte a Stop-motion?

Llegué un poco de casualidad. Aunque siempre me ha encantado la animación, el cine, las cosas en miniatura y el cómic. Pero nunca me había planteado en concreto ser animador stop-motion. Sí que probé en 2004 con un curso básico de animación tradicional en la Escola Joso de Barcelona, de donde yo soy, pero como no sé dibujar, no seguí por ahí, aunque aprendí los fundamentos de la animación, que se aplican a cualquier técnica.

¿Cómo fueron tus inicios?

Cuando ya había descartado lo de la animación, y mientras estudiaba un ciclo de audiovisuales en Valencia, me enteré de que había un estudio de stop-motion que aceptada estudiantes en prácticas. Era el estudio de Javier Tostado, en el que estaban trabajando Pablo Llorens y David Caballer. Me lancé de cabeza, aunque mis tareas no implicaban tocar los muñecos. Ahí me interesé y me puse a practicar en casa con muñecos de juguete. Aprendí mucho de todos ellos. Con los años, me fueron dando algún trabajo de animador en publicidad. El primer gran trabajo fue en la serie Claykids.

Uno de tus primeros trabajos fue en ‘Anomalisa’, ¿fue un reto demasiado grande al ser en el inicio de tu carrera?

Fue el siguiente trabajo después de Claykids, lo que supuso un salto considerable. Conocía el proyecto pero no sabía nada de como iba a ser. Ciertamente me llevé una sorpresa cuando llegué y vi lo que estaban haciendo. Les dije que no era capaz de animar así. Me tuvieron 3 semanas haciendo pruebas hasta cogerme al estilo y los personajes y al final estuve un año animando. En esa experiencia todos forzamos el límite y, afortunadamente, salió bien.

Has participado en películas tan importantes como ‘Isla de Perros’ de Wes Anderson, ¿cómo fue esta experiencia?

Fue genial. Llevaba tiempo detrás de ese proyecto y al final conseguí entrar. Un poco nervioso al principio por la responsabilidad. Pero ya conocía a mucha gente de haber trabajado antes con ellos y eso facilitó las cosas. Trabajar con Wes ha sido todo un lujo, y aunque es muy exigente, también ha sido muy agradecido. Creo que está contento con el resultado de todo el equipo.

¿Qué has aprendido de estas películas?

El ritmo es muy diferente de una serie o publicidad, son muy exigentes pero dan tiempo y valoran tu trabajo. He aprendido a forzar los límites siempre, aunque parezca que algo no se puede hacer. Con un poco de ingenio y perseverancia, siempre hay alguna forma. También he conocido un montón de gente increíble de todo el mundo, los mejores.

¿Cuál es tu personaje favorito de todos a los que has dado vida?

Tracy Walker de Isle of Dogs me dió bastante guerra, pero es carismática, agradecida de animar y un muñeco precioso. También le tengo mucho cariño a Michael Stone. Con todo lo miserable que es, entre animadores hablábamos mucho sobre él, sus neuras, posibles finales alternativos…

Dime lo mejor de trabajar como Stop-motion y lo peor.

Lo mejor es trabajar en un ambiente donde todo el mundo lo lleva en la sangre, es pura pasión. El hecho de que todo sea real, lo puedas tocar, moverte alrededor, conservarlo después del rodaje, me parece mágico. Lo peor es que al rodar en estudios cerrados. Hay épocas donde no ves la luz del sol y puede llegar a hacer mucho frío o mucho calor. Es física y mentalmente bastante exigente y agotador, y también que  puede ser un trabajo bastante solitario. ¿He dicho más cosas malas?

¿Cuáles son tus referencias?

Muchas del cine y de los cómics, pero si nos centramos en referencias de animación, Miyazaki, Will Vinton, Phil Tippett, Svankmajer, Katuhiro Otomo, Pablo Llorens, Pingu, Wallace y Gromit, Akira Toriyama… Hay miles.

¿Cómo te preparas antes de grabar una escena?

Normalmente, el director de animación te explica el plano con ayuda de la animática. Según el caso, se pueden buscar o grabar referencias para el acting y el timing. Si es posible se anima un blocking que es como una especie de ensayo, fotografiando solamente las poses clave. Éste sirve para que el director pueda ver una especie de boceto del acting. Pero también para cuestiones técnicas tanto de iluminación, enfoque, soportes para los muñecos, acceso a los muñecos…Éste proceso a veces puede durar días. Una vez todos los departamentos están satisfechos, se hacen las últimas comprobaciones de que todo está preparado. Entonces, ya se queda el animador sólo encerrado entre las cortinas del set.

¿Cuál es el proceso de grabación?

Se colocan los muñecos y/o elementos animar en la posición deseada y se realiza una fotografía. A veces, se realizan varias exposiciones de un mismo fotograma, con diferentes iluminaciones, por ejemplo. Se mueven los muñecos y/o elementos a la siguiente posición, teniendo en cuenta que 24 fotos completan un segundo. Es decir que los incrementos en las posiciones dependerán de si queremos que algo se mueva más rápido o más despacio. Hay herramientas como el papel cebolla, hacer marcas, o simplemente darle a reproducir para saber si nos gusta cómo va a quedar. Cuando estemos satisfechos realizamos otra fotografía. Y así sucesivamente hasta tener los cientos o miles de fotogramas necesarios.

¿Con qué material sueles trabajar en tus animaciones?

Los muñecos, yo nunca los construyo, pero suelen llevar un esqueleto articulado de acero o de alambre de aluminio. Sobre eso, espuma, espuma de látex, silicona, resina, ropa, fieltro, plastilina…Depende de cada proyecto.

Sobre las herramientas que uso para trabar, fundamentalmente mis manos, pero también diferentes tipos de pinzas, bastones, palillos, tijeras, bluetac, cinta de carpintero, cola caliente, taladro, tornillos para anclar los muñecos al suelo…Y, en general, ¡cualquier cosa que tenga a mano puede en algún momento cumplir un papel!

¿Qué características crees que debe tener un animador?

Con el tiempo me he dado cuenta de que creo que todos estamos un poco chiflados. Nos gusta estar aislados y somos un poco obsesivos. Lo que suele decir la gente es paciencia, así que supongo que también. Atención al detalle, visión espacial y temporal, un poco de capacidad interpretativa, mucho de observación…Y, por supuesto, pasión por lo que haces.

¿Te gustaría dedicarte a otro aspecto creativo?

Ahora mismo creo que no. Siempre tendré la espinita del dibujo, me frustra mucho no saber dibujar.

¿Qué otros proyectos tienes a medio y largo plazo?

Estoy pendiente de varios proyectos muy potentes, pero creo que va para largo y ya veremos si me cogen. Así que, mientras tanto, es posible que me una a algún proyecto más modesto que va a haber aquí en Valencia.

¿Te gustaría tener algún proyecto propio?

Creo que esa opción ya la descarté hace tiempo, me pasa un poco como con el dibujo. Con el añadido de que la gente que conozco que se mete en proyectos lo suele pasar muy mal, aunque luego sea muy satisfactorio.

¿Qué opinas de que la gente asocie el stop motion a películas más infantiles?

Que seguramente no han visto Anomalisa, Moral Orel, 9’99, The Shivering Truth, cualquier cosa de Robert Morgan, Svankmajer, los Quay Brothers…

¿Crees que la gente sabe valorar realmente el trabajo que hay detrás de estas animaciones? 

Creo que cada vez más. El CGI o el 2d también tienen un trabajo detrás enorme, pero es más fácil percibirlo en el stop-motion. Además, hay un fenómeno desde hace unos años, y es que hay muchas producciones en las que casi es más importante y viral el making of que el resultado final en sí.

 

RELACIONADOS

economía colaborativa
La economía colaborativa irrumpe en nuestras vidas: el modelo de negocio innovador

La economía colaborativa ha irrumpido en nuestras vidas para quedarse. Hablamos de este fenómeno cuando son negocios que […]

Servicios financieros para empresarios
¿Tienes tu propia empresa o estás considerando crearla? Échale un vistazo a estos servicios financieros para empresarios y emprendedores

Si te has lanzado a la aventura de emprender, sabrás que la gestión del día a día es […]

Uso de Cookies: Utilizamos "cookies" propias y de terceros para mejorar su experiencia. Es necesario que acepte su uso más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar