Espacio Joven Uni

Avanza Volver

Bruno Sol

15/07/2019

Entrevistamos a Bruno Sol: Periodista especializado en videojuegos que estará presente en Gamepolis

El próximo 20 de julio se celebrará en Gamepolis la mesa redonda ‘El periodismo español especializado en videojuegos’. Entre los periodistas invitados estará Bruno Sol, al que hoy entrevistamos en nuestro blog.

En esta entrevista, Bruno nos hablará de su trayectoria profesional y de cómo es trabajar en el mundo de los videojuegos. Es una magnífica antesala si estás interesado en asistir a la mesa redonda de Gamepolis. ¡Sigue leyendo!

 

Háblanos de ti y de tu trayectoria en el sector del periodismo especializado en videojuegos.

Llevo 27 años trabajando en la prensa relacionada con el mundo de los videojuegos. Empecé en 1992 como colaborador en Hobby Consolas, después me contrataron como redactor. En mayo de 1993 me ficharon en Grupo Zeta donde estuve trabajando hasta enero de 2013. Lo hice en diversas publicaciones: Mega Sega, Super Juegos, Revista Oficial PlayStation y la versión española de GAMEStm. Desde finales de 2013 he ejercido como freelance para diversos medios: Hobby Consolas, Playmania, Revista Oficial Nintendo, IGN, Vandal, Games Tribune… Y desde hace unos años también me encargo de coordinar la edición española de Retro Gamer.

 

¿Cuándo te diste cuenta que querías ser periodista? ¿Qué te llevó a dedicar tu profesión al mundo de los videojuegos?

La verdad es que yo quería ser publicista, pero mi nota de selectividad no me permitió acceder a la carrera. Comencé a estudiar Geografía e Historia en la Complutense de Madrid, pero no le veía ningún futuro a esa carrera. Finalmente me animé a enviar un CV a Hobby Consolas y cuando me ofrecieron un trabajo fijo abandoné los estudios. Nunca me he considerado periodista, porque no estudié la carrera. Todo lo que he aprendido ha sido gracias a la experiencia adquirida durante casi un cuarto de siglo. Cerrando una edición tras otra de cada revista.

 

¿Qué es lo mejor de tu profesión?

Siempre nos han vendido el concepto de que si tu trabajo te gusta, deja de ser un trabajo. Es una verdad a medias. Trabajar en algo que te apasiona es una bendición, pero también es un arma de doble filo. Porque le dedicas muchas más horas de las que deberías. Aún así somos unos privilegiados. Vivimos de analizar videojuegos y de contar el legado de las máquinas que precedieron a las actuales.

 

¿Qué consideras que es lo peor de este sector?

En su día, antes de la crisis económica, lo peor era el ritmo brutal de trabajo. Encadenando un cierre tras otro, sin apenas vida social fuera de los muros de la redacción. Y aun así ha sido la época más feliz de mi vida. Actualmente el problema es la precariedad económica, algo que afecta a todas las ramas del periodismo. No es que los ingresos se hayan estancado, es que se paga muchísimo peor que hace décadas. Yo ganaba mucho más en los 90 que actualmente y eso que soy afortunado porque no me falta trabajo. El problema es que cada vez se paga, y se valora, peor. Puedes estar trabajando los siete días de la semana como autónomo y aún así es una odisea poder llegar a fin de mes.

 

¿Hay mucha competitividad en este mundo o en cambio hay solidaridad entre los compañeros?

Siempre ha habido solidaridad, incluso en los momentos de mayor rivalidad entre cabeceras. Por supuesto, siempre persigues esa exclusiva que te desmarque del resto de medios. Pero si algún compañero necesitaba materiales o un contacto, los demás siempre ayudaban. Este mundo es muy pequeño y nos conocemos todos. Y he tenido la fortuna de contar entre mis mejores amigos a gente de otros medios. Ellos son, con mucho, lo mejor que me ha dado esta profesión.

  

¿Cuál es la mayor satisfacción a la que te has enfrentado profesionalmente?

Me hizo mucha ilusión firmar un reportaje sobre Dragon Ball y otros videojuegos basados en manga para Hobby Consolas, allá por 1993. Tengo entendido que ese número, con Son Goku en portada, sigue siendo el más vendido de la historia de la revista. En aquella época solo tenía 20 años recién cumplidos y nos supuso todo un reto. Sobre todo a nivel logístico (hubo que comprar los juegos por correo, dado que era la era previa a Internet).

 

¿Qué consejos le darías a aquellos jóvenes que dudan si dedicarse a esta profesión?

Si me llegas a preguntar esto hace 10 años, les diría que no dudasen en perseguir sus sueños. Yo lo hice y he tenido el mejor trabajo del mundo. Pero actualmente esto ha cambiado mucho y es tan sacrificado como ingrato económicamente. Está bien si tienes 20 años y vives con tus padres, y usas el dinero de las colaboraciones para caprichos. Pero tarde o temprano tendrás que independizarte, y con lo que se gana ahora mismo en este sector es muy duro. Y mucho menos mantener a una familia. La opción más sensata es tener un trabajo “serio”. Y dedicarse a esto como un extra más, un hobby remunerado. Sé que suena descorazonador, pero es la realidad. Yo lo llevo viviendo seis años y, por desgracia, no tiene visos de mejorar en el futuro.

RELACIONADOS

Generación Z
¿Formas parte de la generación Z? ¡Averígualo!

¿Cuál es la generación Z? Si no sabes si perteneces a ella o no, te sacamos de dudas. […]

estudios independientes
Gamepolis 2019 sigue dando mucho que hablar: entrevistamos a más estudios independientes que participaron en la Zona Indie de Unicaja Banco

La séptima edición de Gamepolis sigue dando mucho que hablar gracias a su Zona Indie, patrocinada por Unicaja […]

Uso de Cookies: Utilizamos "cookies" propias y de terceros para mejorar su experiencia. Es necesario que acepte su uso más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar