Espacio Joven Uni

Avanza Volver

realidad virtual

30/04/2019

Vivimos una época apasionante con múltiples avances en todos los ámbitos TIC

Vivimos una época apasionante, tecnológicamente hablando. No hay día en el que las noticias nos muestren nuevos avances en todos los ámbitos TIC. Las mentes innovadoras están en plena ebullición, y los creadores, desarrolladores, inventores, consultores y técnicos de enhorabuena.

Todo empezó con la llegada de la crisis económica de 2007, escenario natural para que afloren las ideas, las creaciones y los cambios. Los habitantes del mundo digital se empeñaron en luchar contra un estancamiento tecnológico que amenazaba con clausurar las inversiones permanentes en tecnología. Se vislumbraba una profunda depresión en el único mercado que intentaba (sobre)vivir a la tristeza de las bolsas. Pero ahí estaban esas personas que no se conformaban con el decaimiento progresivo de la modernización necesaria del mundo de los ceros y unos. Comenzaron a pensar, pensar y pensar. Y a discutir, investigar, colaborar, crear.

Nuevas generaciones tecnológicas

Han surgido en la última década centenares de jóvenes -y no tan jóvenes- técnicos creativos, brillantes y con una imaginación descarada. Empujados por una convergencia de creaciones únicas, como la eclosión del smartphone, el rápido desarrollo de la fibra y la internet 3.0. Que han cambiado la forma en la que vemos ahora el mundo que, efectivamente, está conectado. Pero respetando las normas de la oportunidad, no cómo soñaban las grandes corporaciones en los primeros años del milenio.

¿Puede una persona independiente crear algo mejor de lo que hay? La pregunta es, sin duda, muy fácil de responder: sí. Atrás quedaron los 80 y los 90, donde los ingenieros de las grandes compañías aportaban sus conocimientos. Estos se transformaban en grandes avances y muy pocas veces reconocían la labor de los soldados oscuros de sus laboratorios. Eso ha cambiado, hoy cualquiera puede crear, inventar y lanzar un tech project en la web. También en los dispositivos conectados o en el mundo urbano y triunfar si la idea es buena.

Innovación a velocidad de la luz

Paralelamente, el tren de la innovación no para, y va rápido, muy rápido. Impresión 3D, robótica, big data, realidad virtual, la nube, web, apps, drones, internet de las cosas, televisión 3D y a la carta… También robots, coches autónomos, realidad aumentada, inteligencia artificial, machine learning, modelos de negocio digitales… Todos ellos son auténticos hitos que están cambiando el mundo a una velocidad de vértigo, día a día.

No debemos olvidar que todo tiene una parte negativa y en esta vorágine creadora se nos ha olvidado cerrar la puerta con siete llaves. La seguridad es el caballo de batalla de esta generación de inventos. Cualquiera de los hitos que hemos nombrado anteriormente es susceptible de atacar y tumbar. De modificar su comportamiento o, simplemente, de ser controlado por los atacantes a su antojo. En infinidad de ocasiones nos preguntamos quién es el que va por delante, si el creador o el enemigo. Si estamos realmente preparados para una seguridad 99% efectiva.

Burbuja tecnológica

No obstante, las inversiones no paran, ni lo harán. ¿Estamos en una burbuja tecnológica? ¿Es comparable a la de las punto com? No, en absoluto. Ya que los miles de millones que se han invertido en los últimos años y se siguen invirtiendo en empresas y pequeñas compañías, han revertido en beneficios en un tiempo récord. No estamos en un embrión de algo que podrá ser, sino que el mundo hoy en día es global. Un producto llega en un milisegundo a millones de usuarios que pagan gustosamente por algo que les sea útil. O que solvente sus necesidades diarias o de ocio. Por su parte, los gigantes tecnológicos compran todo lo que se mueve. Y, como hemos dicho, si una idea es buena no tardará mucho en popularizarse y convertirse en rentable. Está muy claro que no existen obstáculos a la creatividad. Productos que en otro tiempo sería impensable tan sólo su presentación, hoy en día se financian. Y con cantidades de seis cifras a poco que el inversor sepa cómo se mueve el mundo digital.

¿Hacia dónde vamos?

Entonces ¿hacia dónde vamos? Lo más probable es que nos dirijamos a una profunda transformación del mundo tal y como lo conocíamos, en todos los ámbitos: laboral, de entretenimiento, de relaciones sociales, de unión entorno-persona y, en definitiva, de la concepción que tenemos actualmente de la tecnología. No sólo nos va a acompañar en nuestro ocio y nuestras comunicaciones, sino que cualquier paso que demos en nuestro día a día, en cualquier acción cotidiana que hagamos, nos va a acompañar un dispositivo conectado o un dato. Más bien, millones de datos.

Esta extraordinaria transformación que estamos viviendo va a más, esto no ha hecho más que empezar. El mundo está cambiando, y también la forma de trabajar. Hacen falta millones de profesionales en los próximos años, que cubrirán la enorme demanda de expertos IT, que a día de hoy no son los suficientes, y esto puede convertirse en un problema a medio plazo. Toda revolución necesita actores que hagan posible el avance y progreso de la misma.

Vivimos una época apasionante.

 

Autor: José Manuel Ezquerra Lebrón

CEO Codespace Academy

 

RELACIONADOS

primer día de trabajo
Consejos para superar el primer día de trabajo y acabarlo con éxito

Después de una ardua e intensa búsqueda llega la ansiada incorporación a tu nuevo trabajo. Esta jornada puede […]

Bruno Sol
Entrevistamos a Bruno Sol: Periodista especializado en videojuegos que estará presente en Gamepolis

El próximo 20 de julio se celebrará en Gamepolis la mesa redonda ‘El periodismo español especializado en videojuegos’. […]

Uso de Cookies: Utilizamos "cookies" propias y de terceros para mejorar su experiencia. Es necesario que acepte su uso más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar